martes

Relato Ganador y Finalistas

En la Biblioteca de Azucaica (Toledo), a las 18.00 horas del viernes 16 de abril, se reune el Jurado del 4º Concurso de Micro-Relato, compuesto por:

- Ana Calvo. Presidenta del Jurado. Bibliotecaria de la Biblioteca Municipal de Azucaiza.
- Eduardo Carmelo. Representante de ACOP
- Mª José Hernández. Representante de ACOP
- Milagros Carrasco. Correctora y traductora.
- Rubén Ferrer. Secretario del Jurado. con voz pero sin voto

Tras examinar todos los relatos presentados y admitidos, acuerdan por unanimidad el siguiente fallo:


RELATO GANADOR.
Relato 352
103 palabras
José Míguez Vázquez.
Orense – España

VISITA AL MUSEO DE ARQUEOCIENCIA Y PROTOTECNOLOGÍA

Pequeño, sencillo, extraño e impresionante aquel objeto cuya datación lo situaba en el siglo IV de la Edad Elécrica (Siglo XX de la línea temporal clásica). Por la holodescripción conocí que era empleado para transmitir datos convertibles neuronalmente en información así como activación de los nexos cerebrales de ocio y disfrute. Se desconoce el significado de las secuencias de caracteres AM, FM, así como las cifras MHZ que las acompañan, pero quizás se relacionen con la selección de diferentes tipos de placer tanto intelectual como puramente lúdico… ¡Y sin cables! ¡Ni siquiera hoy, en el Siglo XLVIII tenemos nada que se le parezca!
Ganador: José Míguez Vázquez. Premio: 107x3 euros (321 euros) y Trofeo.



FINALISTA
Relato 455
28 Palabras
Santiago Galán Álvarez.
Toledo – España

RADIO STORY

En verdad fue una triste gracia que 89.2 se enamorara de 106.4. Estando como estaban casi en las antípodas del dial, entre ellos no hubo más que interferencias.

Finalista 1. Santiago Galán Álvarez. Premio: 107,30 euros y Diploma



FINALISTA
Relato 594
107 Palabras
José Ángel Casas Barrigón.
Zamora - España

MAGIA INVISIBLE.

Fulano, Mengano y Zutano encontraron una lámpara mágica.
La frotaron.
Un genio apareció entre un halo humeante. Por su liberación dijo concederles a uno de ellos el don de no ser visto. Para elegir afortunado, les planteó contestar con qué propósito usarían la invisibilidad. Quien respondiera más satisfactoriamente se haría invisible aunque –indicó– únicamente para el fin que hubieran propuesto.
Fulano quería ver chicas desnudas en los vestuarios.
Mengano robar a los ricos.
Zutano deseaba colarse en dormitorios y oficinas, o viajar en coches ajenos para, con voz aterciopelada, contar historias que invitaran a soñar…
Cuando el genio desapareció, “Radio Zutano” se sintonizaba en el dial 107.
Finalista 2 - José Ángel Casas Barrigón. Premio: 107,30 euros y Diploma.





16 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Publicarán los relatos ganadores en la página? Gracias.

Onda Polígono dijo...

Hola anónimo, gracias por tu comentario.
Como puedes comprobar, se han publicado el relato ganador y finalista. Según las bases, el fallo del jurado se hacía publico el día 23 de abril,durante el desarrollo del programa de radio RADIO LIBRO, y con posterioridad a su desarrollo se ha publicado en el blog

Lola Sanabria dijo...

Enhorabuena a los tres.

Gotzon dijo...

Enhorabuena al ganador y finalistas.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Son maravillosos los tres, aunque el primer finalista, el más corto es precioso.

Enhorabuena a los justos ganadores.

http://microrrelatosapeso.blogspot.com/

Anónimo dijo...

No me ha gustado niguno, y no me puedo creer que esto sea lo mejor de lo que se ha presentado. El 1º y el 3º son flojos, pero el 2º... Ninguno está a la altura.

Anónimo dijo...

El ganador tiene cierto encanto, sin ser, es una opinión , una maravilla.Los otros dos no los comento. Con todo gracias por promocionar estas pequeñas historias de personas que no se dedican profesionalmente a escribir.340.

No Comments dijo...

Enhorabuena a los tres!
Un saludo indio a tod@s

Aquiles Solís dijo...

Felicidades a los ganadores y a la organización. Un gran número de participantes y un nivel excelente.

Enhorabuena

ps. Mi relato también era mejor ;)

Pepe Ramos dijo...

Felicidades a los tres.
Siempre habrá quién no esté contento con las decisiones del jurado,que lo habrá tenido muy complicado.
Ánimo a todos y seguid escribiendo.

Teresa dijo...

Un microrrelato tiene que contener una historia, un conflicto por pequeño que sea. Un microrrelato no es una anécdota, ni una gracieta, y los tres relatos premiados no pasan de ser eso... meras anécdotas o gracietas. Tal vez sea mejor que el próximo concurso sea de chistecitos o de ocurrencias, y no de microrrelatos. Por la decisión del jurado parece mucho más apropiado.

Anónimo dijo...

El hecho que sean microrrelatos no debe disminuir su calidad ni exigencias literarias. En el caso de los tres no pasan de ser referencias anecdóticas y seudo literarias. Estoy seguro que de los 695 recibidos, debe haber habido otros mejores. Una pena que se siga pensando que este género es el pariente pobre.

Parton dijo...

He participado en varios certámenes de microrrelatos, con mayor o menor éxito. Todos han sido diferentes, pero siempre mantienen algo en común. Cuando sale el fallo del jurado, una minoría se dedica a desprestigiar a los ganadores, al jurado y a todo el que se ponga por delante si es preciso. Otras creen tener el conocimiento único y definitivo de lo que debe ser un microrrelato. La comedia (gracietas lo llaman por ahí, dos comentarios por encima de este) es un arte y muy complicado. Un microrrelato puede ser una anécdota, si así se desea, si está bien escrito ¿por qué no? ¿son ustedes capaces de decir que es y que no es el arte? ¿de limitarlo?
Es humano pensar que nuestros micros son mejores (mi madre también piensa que soy el más guapo, ¡sin duda!) pero hay que ser buen perdedor, estar contento con el trabajo realizado y felicitar a los ganadores. Un saludo.

El escritor del Lazarillo dijo...

Creo que los jueces no se lo han currado mucho porque si esos son realmente los mejores, me asusta pensar como serían los demás.

Anabasis dijo...

Decisiones son decisiones. Mi relato quedó fuera de concurso por un error involuntario al indicar el correo (fue recibido pero no leido). Como esa era mi intención, lo publico aquí...

EL REGRESO

Abordó la barcaza con ansiedad. Preguntó a qué hora saldrían. En media hora, le gritó un hombre que cargaba paquetes pesados. Vuelvo enseguida, guárdeme el lugar… se bajó, encendió un cigarrillo y caminó por el muelle hacia la calle. Mentalmente, escribió el mensaje. “Salgo de Tenaún. Llegó a las 13.00. Cargo madera. Avisarle a Juan Oyarzún que lleve carretilla. Rodolfo” Variaba el orden de las palabras mientras subía la escalera. Al otro lado del canal, Juan tomaba mate, cuando escuchó lo que Rodolfo le decía a kilómetros de agua. Sus ojos se llenaron de lágrimas. Su hermano volvía a casa y el receptor se lo anunciaba.

Anónimo dijo...

La verdad es que el tercer microrrelato me recuerda mucho a un viejo chiste que se solía contar hace unos años...ha sido suficiente cambiar el final para hacerse con el diploma.